domingo, 8 de febrero de 2015

Quién puede aprender a leer el tarot y cómo?


La lectua de tarot se compone de dos requerimientos necesarios: Conocimiento e Intuición.

Por un lado, entonces, se encuentra el conocimiento que viene con los libros que explican el significado de cada uno de los Arcanos (mayores y menores), sus contenido simbólico, características y misterios contenidos. En el conocimiento podemos incluir el método

Por el otro lado, el componente individual de Intuición que se relaciona a tomar y seleccionar apropiadamente el significado preciso de una o más cartas con la pregunta del consultante y el tema de la "casa" o área de aparición en una lectura específica.



El acceso al conocimiento puede tenerlo cualquier persona que tome un libro y decida leerlo y apropiarse del contenido. El método, podrá estructurarlo según le sea mejor, más cómodo, más propio para comunicar y puede variar con el tiempo. Irá aprendiendo, descubriendo (des-velando) tipos de lectura que llevarán al tarotista a encontrar cada vez una mayor precisión o certeza en sus respuestas.



Existen cientos de variedades en materia de lecturas. Algunas específicas, otras generales, otras que aportan variados elementos en función de los temas que abarcan para la interpretación y un sinfin de interpretaciones probables al combinar los arcanos que irán apareciendo en la lectura.

Cada uno de los Arcanos tiene algo para decir y la forma en que se une las palabras para conformar las frases de respuestuesta se relaciona con la intuición del intérprete y su forma de ver el mundo. Nadie puede abstraerse de su realidad.