miércoles, 1 de abril de 2015

Amor, Belleza y Salud: LA MIEL DE LA ABUELA

El amor, la belleza y la salud han ocupado grandes espacios en libros de recetas desde siempre y en todas las culturas.

Mi abuela, tenía una receta para brillar siempre, en todo momento y lugar... una salud completa nos ayuda a elevar el estado de ánimo y, de este modo, sentirnos, vernos y mostrarnos cada vez mejor!

Los ingredientes de esta receta, muy fáciles de conseguir, tienen altas propiedades curativas y mágicas.

Vamos a la cocina!


MIEL DE LA ABUELA

Esta receta es ideal para elevar las defensas, combatir resfriados y gripe, tos, alergias, etc. Es un alimento ideal para consumir todos los días: basta con una cucharadita de la miel con los aceites esenciales de las plantas y especias incorporados a la miel por cocción en baño maría.

En sus aspectos mágicos, "la miel de la abuela" colabora en elevar la autoestima, potenciar el amor y la belleza. Para ello, basta con agregar una cucharada a un litro de agua tibia o caliente y realizar con ella un baño de endulzamiento. Como siempre, se recuerda que para aumentar este efecto debes cargar el preparado con tu intención de endulzarte para, luego, BRILLAR!


INGREDIENTES:

1/2 kg de miel de abejas
3 rosas rojas grandes
1 puñado de flores de "siempre vive"
1 ramita de alhucema (lavanda)
1 raja de canela
3 anís estrellado
7 clavos de olor
2 cucharaditas de esencia de vainilla
1 trozo de jengibre
(agrega o quita ingredientes según tu gusto)

Preparación:
1. Coloca la miel en baño maría, a fuego lento, hasta que esté bien líquida y caliente.


2. Agrega los pétalos de rosa y revuelve despacio hasta que reduzcan su tamaño y puedas agregar los demás ingredientes.



3. Ve incorporando los ingredientes, de a uno, y revolviendo cada vez que lo hagas. Es recomendable cortar las hojitas de alhucema en pequeños trozos para facilitar que entregue mayor cantidad de aceites. Lo mismo te conviene hacer con el jengibre y la canela.



4. Deja el recipiente en baño maría por unos 20 minutos a media hora. Si es necesario puedes agregar un poco de agua tibia a la preparación. Es recomendable tapar el recipiente que contiene la miel para evitar que se evaporen los aceites esenciales más volátiles.


5. Distribuye los ingredientes en frascos de vidrio debidamente limpios y esterilizados y cárgalos con la "miel de la abuela".





6. Tapa los frascos y espera que se enfríe la preparación.


7. Consume esta miel a diario, utilízala en baños de endulzamiento, regala uno a tus seres queridos y COMPARTE LA MAGIA!