miércoles, 16 de marzo de 2016

Baño sencillo para atraer o aumentar el amor

Cuando se habla de amor, en general muchas personas suelen referirse al amor de pareja. Ese amor entre dos personas, complementos, que sin dejar de ser independientes, se eligen.

La esencia del amor es la LIBERTAD. Por qué libertad lo escribí con mayúsculas en la oración anterior? Pues porque un amor sin libertad y con ataduras es una relación de sumisión y donde hay sumisión no hay amor verdadero.

Cuando en Magia hablamos de Amor o de "hechizos de amor", debemos centrarnos en la LIBERTAD. 

Muchas veces hablamos de que una bruja que se honre a sí misma no "atará" o "amarrará" a nadie. Más bien, pedirá por el amor como ideal supremo, como algo a lo que se puede arribar, abriéndose a su propia completud, a sentirse entera, una, sin necesidad de bastones, para que la persona que se acerque no sea un esclavo o un amo, sino un compañero o compañera. Esto vale igual para los hombres que para las mujeres, sean brujas, brujos o no.

Muchas veces se han comunicado conmigo para preguntarme si hago "amarres" y siempre mi respuesta a eso ha sido negativa con el consecuente consejo de NO HACER ese tipo de cosas. Sé que en otro post he escrito al respecto.


Si quieres atraer el amor de otra persona (persona innominada, por supuesto) puedes "endulzarte" tú. Hay muchísimas formas de hacerlo... puedes hacerlo con un baño, por ejemplo. Recetas en la web abundan, así que sumaré una más al gran caldero de baños para atraer el amor!!!


Baño sencillo para atraer o aumentar el amor:

Antes que nada, relájate. De nada te servirá hacerte un baño para atraer el amor o endulzarte si estás en estado de tensión, pensando en tus situaciones cotidianas y con poca concentración. Entonces, debes encontrar un momento propicio para ello.

El ritual del baño se inicia en el momento en que decides realizarlo y te dispones a conseguir los materiales. A partir de allí, empiezas a crear la magia!

No son sólo las hierbas que utilices, o las piedras que añadas... son, principalmente, tus deseos reales de abrir tu ser interior a un amor verdadero, profundo, respetuoso y entero.


Materiales:
- Canela (una raja/rama) cortada en trozos
- Aceite esencial de rosa o jazmín (5 gotas)
- Esencia de vainilla (una cucharadita)
- Miel de abeja o Miel de la Abuela (1 cucharada sopera)
- Vela de cera de abeja (una no muy grande)
- Sahumerio de rosa o jazmín (una vara del que más te guste)

Procedimiento:
Hierve la canela en un litro de agua por unos 5 minutos a fuego lento. Deja reposar. Cuando esté tibio, cuela la infusión a otro recipiente. Enciende la vela y realiza una oración pidiendo que el amor florezca en tu vida. Menciona las cualidades que ese amor debe tener (un amor generoso, libre, respetuoso, basado en la confianza, calmo, comprensivo, compañero, etc.). Agrega la miel a la mezcla aún tibia y revuelve hasta que se disuelva. Agrega la esencia de vainilla y las gotitas de aceite esencial.

Con el baño listo, enciende el incienso (puedes apagar las luces si lo deseas y agregar màs velas) y date una ducha como normalmente lo haces, pero esta vez, cuando lo hagas, siente que con esa agua que cae sobre ti, se van las resistencias y el miedo a una relación. Sé absolutamente honesta/o contigo y con el Universo (ninguno de los dos aceptan mentiras). 

Cuando sientas que es el momento apropiado, despacio, echa sobre tu cuerpo la
preparación. Sonríe y disfruta del momento. Es tu momento y de nadie más. No enjuagues este baño y, si lo deseas, deja que se seque un poco antes de pasar la toalla sobre tu cuerpo. Deja que la vela se consuma sola.

No esperes nada. Si lo hiciste con confianza, pronto aparecerá la persona indicada para ti.

Bendiciones por ese amor en camino!