jueves, 28 de abril de 2016

Cómo estructurar un hechizo

En la magia todo, todo, todo, es analogía. Podemos decir que es la representación perfecta de la frase hermética "como es adentro, es afuera" y que se manifiesta con la
siguiente parte de la misma frase "como es afuera, es adentro". De ahí, los pasos: generación primero, manifestación después.

Entonces, la magia, es creatividad pura según tu necesidad, tu deseo, tus posibilidades. Y es creatividad pura porque puedes leer cientos de hechizos pero sentir que ninguno de ellos funcionará para ti. Eso incluye los muchos que se encuentran contenidos en este blog. 

Por ello, invito a lectoras y lectores de mis letras muchas veces extensas a incursionar creativamente en la magia, a adaptar los hechizos según sientan que serán más útiles para cada uno de ustedes, a crear otros nuevos, a orar... porque la oración nos eleva a través de la palabra, que es la creación en su nivel sutil más puro.


PARTE 1: NECESIDAD

Cuál es el la chispa que dispara la magia?

La necesidad, por supuesto! En general, nos mueve aquello que deseamos modificar. Si algo está bien, para qué influiríamos sobre ello? cuál sería el motivo de colocar abono en la tierra de la planta que está dando flores y frutos esplendorosamente? 

Ahora bien, si algo anda bien (como esa planta) pero podría estar mejor (como sus flores y
frutos), entonces, hay algo que deseamos modificar.
Tanto aquello que consideramos bueno o malo para nosotros, nos afecta de alguna manera. 
Vernos radiantes ante el espejo nos afecta positivamente, mientras que sentirnos desdichados, nos afecta negativamente.
Aquí, por la ley del Magnetismo (si, como un imán) atraemos más de aquello en lo que vibramos.
Entonces, si la mayor parte del día vibramos positivamente, eso nos ayudará a atraer más situaciones positivas a nuestra vida, mientras que si la vibración preponderante es negativa, estaremos cayendo en un hoyo negro del que sentiremos que nos costará bastante salir.
De estos simples ejemplos deriva la primera premisa: Identificar la necesidad y actuar sobre ella modificándola de manera positiva sobre nosotros.
Si no logramos identificar la necesidad pudiéndola nombrar de manera determinada, difícilmente podremos actuar efectivamente sobre ella.

PARTE 2: DESEO

Cuál es la energía que moviliza la magia?

Este es el segundo punto y es tan importante como el anterior. 
Una vez identificada la necesidad, entra el deseo de modificar aquello que nos ayudará a estar mejor.
La magia no es más ni menos que un proceso alquímico en el cual movemos la voluntad de adentro hacia afuera (como es adentro es afuera) para plasmarlo en un trabajo mágico, un pedido, un hechizo, un conjuro, que será una herramienta para el cambio (como es afuera, es adentro). Una vez movilizada la energía de adentro hacia afuera, esta energía se elevará al Universo y volverá multiplicada a nosotros acercándonos al fin propuesto y devolviéndonos la energía transmutada para que podamos tener la valía ante aquello que nos incomodaba y deseábamos cambiar. Una vez hecha la magia, renovado nuestro interior, "como es adentro es afuera" será más bello, menos duro, más sencillo, más acorde a lo que deseábamos al respecto.
Entonces, la energía que utilizaremos para movilizar ese acto mágico será el amor (Universal, claro), para darle al deseo un rumbo de generosidad.
Algunas personas al leer esto dirán que si tanto se habla de "mejorarse a sí mismo" cómo puede esto ser un acto generoso si suena egoísta?
Pues bien, si "yo" no estoy bien, no estoy en armonía con el todo y conmigo, difícilmente pueda ayudar a otros, estar bien  con quienes amo, generar oportunidades buenas para mí u otras personas. Cuando el individuo se centra con el "Uno" tiene mayores capacidades para observar a su alrededor y por el magnetismo que mencionamos antes, sanar su entorno.

PARTE 3: POSIBILIDADES

Cuál es la forma en la que se mueve la energía?

Una vez identificada la necesidad y con el deseo a cuestas (no como una carga sino con la alegría de haber encontrado el motor para modificar la necesidad), vamos a ir identificando los elementos que a modo de analogía nos servirán para modificar aquello que deseamos.
Aquí, entra el orden de las posibilidades. Para ser aún más clara, voy a dar un ejemplo gráfico: si una persona entra a trabajar a diario a las 8hs y sale de allí a las 18hs. y ya está cayendo el sol, no planificará un hechizo que deba realizarse cuando el sol está en su cénit, pues al mediodía le será difícil hacerlo.
Otro ejemplo podría ser la utilización de elementos que están fuera de nuestro alcance común. Si vamos a trabajar cuestiones de dinero e incluimos en el hechizo consagrar una pieza de oro puro pero no estamos en condiciones de comprarlo, estaremos echando por la borda cualquier plan.
Entonces, la magia, como algo análogo, debe ser útil para nosotros y no complicarnos la existencia. Mi lema en la magia (y a mí me funciona bastante bien) es "cuanto más simple, mejor".
Muchas veces, quizá la mayoría de las veces, encender una vela, cargar elementos naturales (piedras, plumas, hierbas, plantas, etc.) y, como elementos primordiales vibrar en amor y utilizar palabras adecuadas, son altamente efectivos!
Ahora, como parte mayormente creativa, pasarás a identificar los elementos que serán ideales para elaborar el trabajo mágico. Hecho esto, ya estarás empezando a crear la magia!
Investiga sobre las velas y las propiedades de sus colores, sobre las piedras y las energías que estas movilizan, sobre las hierbas que sientas que serán propicias para ti. Incluye el fuego para quemar las hierbas o cargar las piedras (calentándolas en algún recipiente o con la luz del sol). Si te será mejor, elabora un jabón o selecciona hierbas para un baño de limpieza o recarga. Prepara bolsitas de protección o paquetitos para atraer la abundancia. Utiliza réplicas de billetes si deseas dinero real o la imagen de un león si deseas aumentar tu fuerza interna.
El límite, en la imaginación, lo pones tú mismo, tú misma!

Puntos clave para la realización del trabajo mágico:

  • Identifica la necesidad.
  • Aprovecha tu deseo, que es lo que te moverá a hacer bien las cosas.
  • Fíjate siempre en no influir sobre la voluntad de otras personas. Si deseas encontrar pareja debe ser en libertad para ambas personas. Si deseas encontrar un trabajo nuevo, debe ser sin coartar el derecho de otros al mismo. Endúlzate! Vuélvete irresistible para que nadie pueda negarse a aceptar eso que tienes para ofrecer!
  • Realiza una lista de los elementos que necesitarás. Chequéala antes de empezar a hacer tu trabajo. 
  • Utiliza elementos naturales si vas a descartarlos, recuerda que la magia es parte de la naturaleza y no será muy efectivo que deseches algo que tardará cientos de años en degradarse, sería un despropósito.
  • Selecciona bien tus palabras. Escribe la base de lo que vas a pedir. No ruegues, no implores, no te victimices. Para que la magia funcione positivamente, debes sentir que eso ya está en camino!
  • Visualiza el resultado, imagínalo, siéntelo, suéñalo como algo ya concreto para ti!
  • Aprovecha las fases de la Luna, los amaneceres, los atardeceres. Válete del viento y de la lluvia. Recuerda la energía del Sol. Pide a la energía de tu devoción según tus propias creencias.
  • Identifica un horario y un lugar que sean propicios, si tus hijos van a estar alborotando, levántate a media noche para hacerlo! No te compliques, hazlo simple.
  • Practica la discresión. Intenta no contar a todo el mundo que conoces aquello que estás preparando, así concentrarás tu energía en el objetivo que deseas lograr.
  • Concéntrate. Realiza alguna meditación antes de empezar a fin de desapegarte de tus problemas cotidianos. Siéntete presente en el acto mágico de principio a fin. Al terminar, vuelve a realizar alguna meditación, quédate en silencio, devuelve a la Tierra la energía utilizada y que queda sobrante.
  • Disfruta del proceso. Diviértete! Ama! Sé un artista y crea tu destino!












Velas: Colores y Propiedades (Magia Práctica)

En las peticiones, trabajos mágicos, hechizos, como gustes llamarlos, solemos utilizar una o más velas como herramienta importante de conexión con nuestra espiritualidad y fe. Este instrumento nos ayuda a canalizar eso que identificamos como deseo.

Cada color posee una vibración y a esa vibración se le atribuyen ciertas propiedades. Hay diversas corrientes que definen la relación color/propiedades. 

Uno de los beneficios de utilizar el color acorde a tu pedido es que, por un lado, te ayudará a concentrar la energía relacionada a tu deseo y, por el otro, a saber que tu "magia" será más efectiva. La seguridad de "estar haciéndolo bien" ayudará a recibir el cumplimiento de tu petición más rápidamente.

Aquí, una lista básica más relacionada a la cromoterapia y la magia que a la metafísica y los ángeles, elementos con los cuales no trabajo.


Color y propiedades:

BLANCA: sirve para cualquier pedido, puede reemplazar cualquier color de vela. El blanco en particular se utiliza para Paz Interior
ROSADA: Amor, amor propio, autoestima, todo tipo de relación afectiva (incluso familiar)
ROJA: Pasión (no sólo de pareja, sino temas de pasión: aquello que nos apasiona o
deseamos fervientemente)
AZUL: Paz, calma, tranquilidad, protección
VIOLETA: Elevación, transmutación, calma, meditación
MARRÓN: Todo lo relacionado a la tierra, progreso, proyectos sólidos, prosperidad
VERDE: Salud, abundancia (como la naturaleza), calma y crecimiento, dinero
AMARILLO: Inspiración, iluminación, paz mental, concentración, mejorar las relaciones con el "afuera", dinero
NARANJA: Elevar las energías (equilibrio entre rojo y amarillo), ideal contra la depresión, equilibrio
NEGRO: Destierro de energías densas, limpieza, aporta luz a las sombras interiores. Ideal para usar en la noche sin Luna o Luna Negra.



Recuerda que la magia no es matemática, es un Arte, y como tal, debes utilizar al máximo tu creatividad. No te ates a recetas, más bien, adáptalas a la manera en que sientas que funcionará para ti!

Quizá te interese leer:









martes, 19 de abril de 2016

Análisis del Año en curso con el Tarot (2016/Piscis - 16/Acuario)

Decir que estamos en el año 2016 sería una creación arbitraria, pues distintas culturas y civilizaciones utilizaron diferentes unidades de tiempo y situaciones mitológicas o históricas que fueron fundamentales para que cada una de ellas pueda establecer la propia.

Entonces, en este artículo, no discurriremos sobre los distintos calendarios sino sobre algunas particularidades que podrían acontecer en el transcurso de este año asociando los números resultantes de algunas sumatorias que expondré a continuación y la relación de estos números con los Arcanos Mayores del Tarot.

Desde finales del año pasado, estuve leyendo en la web que a este 2016 le correspondía el arcano del Ermitaño, numerado VIIII (no escribí mal el número romano, se numera de ese modo).



Veamos: 2016 = 2+1+0+6 = 9 = El Ermitaño, Arcano VIIII

No importa mucho el mazo de Tarot que utilicemos, en general, al ver al Ermitaño, podemos observar a un anciano que transita un camino en soledad, cubierto por su manto (de sabiduría).
Él nos enseña a andar solos, pero no es una soledad sin motivo. En general, es una soledad introspectiva y de autodescubrimiento, una soledad llena de sabiduría interior que aflora como parte del tránsito natural. 
Este año VIIII, nos lleva a andar el camino del espíritu y a vivir las experiencias que no podemos compartir con las demás personas. El crecimiento espiritual no puede hacerse en compañía, es decir, el aprendizaje es individual, empírico y experiencial.
El avance se da lentamente, a paso firme y con poca luz, pues aquí no importa lo que hay afuera, sino lo que podemos ver adentro de nosotros mismos.
El Ermitaño nos lleva a equilibrarnos en ideas y fuerzas que pueden coexistir en nuestro interior. También nos indica que a veces esta soledad nos resultará pesada, pero que, a pesar de ello, nos costará compartir (o mejor dicho, compartirnos).
Entonces, solos y aislados, sentiremos que no tenemos más posibilidad de guía que la tenue luz de la linterna que el Ermitaño porta en un encuentro interior para quienes estamos deseosos de ese camino. Quienes se resistan, sentirán la soledad como una agresión proveniente del "afuera", echando culpas a diestra y siniestra, sin asumir su propia necesidad de búsqueda.

Si vamos dejando atrás este análisis correspondiente a la ya pasada Era de Piscis, y entramos a Acuario, cabe destacar que los teóricos exponen diversas fechas para su origen. Incluso algunos afirman que aún no se ha iniciado.

La Tradición Nativista Correlliana, toma el inicio de esta Era en el año 2001, denominándolo Año I de la Era de Acuario. Siguiendo esta cuenta, estamos en el año XVI de Acuario. Más allá de que el acontecimiento celeste coincida o no con la fecha, las creaciones colectivas nos afectan y, es más, desde el mencionado 2001 (arriesgaría decir que desde la utilización de computadoras, época acerca de la que existe la afirmación de ser el inicio de Acuario), muchas personas colocan solamente la decena al citar una fecha. 

A partir de allí, podemos realizar otras dos cuentas más que nos llevarían a mayores datos para este año.



Veamos: 16 = La Torre, Arcano XVI

Ver el dibujo que nos presenta esta carta, evidencia derrumbes. Pero en general habla de que nuestros cimientos flojos harán que las estructuras que ya no pueden ser sostenidas ante los cambios evidentes que se nos presentan, caerán por su propio peso. Cada caída, implica un dolor. Resistirse al cambio inminente e inevitable sólo traerá más desgaste y dolor más profundo.
Entonces, esta carta nos lleva a asumir durante el año aquello que debemos soltar. Las situaciones existentes nos lo van demostrando permanentemente.
La Torre nos trae la inmensa posibilidad de discriminar entre lo "flojo" y lo "sólido". Reflexionar hondamente en ello y actuar en consecuencia nos ayudará a eliminar lo que no funciona para pasar a quedarnos en lo que sí perdura.
La destrucción se puede "ver y tocar" alrededor, pero como fruto de esa desestabilización, la fortaleza espiritual y mental, nos ayuda a superar lo que antes considerábamos límites.



Veamos: 16 = 1+6 = 7 = El Carro, Arcano VII

En esta carta, vemos a una persona guiando un carruaje tirado por dos caballos que no van exactamente alineados hacia el mismo sitio. 
Si bien el Carro augura triunfos, comúnmente llamada "El Carro del Triunfo", nos alerta de prestar atención para lograr aunar nuestro esfuerzo interno para que las energías contrapuestas existentes en nuestro interior apunten en la misma dirección. 
Este Arcano nos asegura llegar a destino si confiamos en nuestro proceso, en nuestras decisiones. Las actitudes dubitativas sólo nos alejarán de nuestros objetivos y nos traerán más obstáculos que sortear. Sólo el valor puede conducirnos a unificar nuestros criterios en el sendero de la vida que aquí y ahora nos toca transitar.



CONCLUSIÓN:

Si entendemos que estamos atravesando un año que nos llevará a sentir una soledad llena de derrumbes inevitables, en el cual aquello que dimos por hecho se tambaleará o caerá, mantener el rumbo de nuestras acciones centrándonos en lo que en verdad deseamos para nosotros mismos será nuestro mayor aliado.

La toma de decisiones será inevitable más veces de lo previsto y asumir las consecuencias de esas decisiones nos hará más fuertes ante decisiones acertadas o derrumbes no deseados.

Es un año en el cual las personas fuertes saldrán aún más fuertes y en el cual las personas débiles sentirán el peso con mucha mayor intensidad.


Consejo del Oráculo:


Céntrate en lo que en verdad deseas para ti. No te apartes de tu camino para poder llegar al éxito. Suelta lo que ya no ayuda a tu crecimiento y, por sobre todas las cosas, deja de padecer por tener que crecer!

Sé mucho más fuerte que antes, no flaquees, no des ni un instante de tus pensamientos a crear situaciones desfavorables para ti. Puedes superar esto con confianza en tus acciones.

Confía! Pero CONFÍA EN TI!

Ritual para armonizar el hogar

Te encuentras teniendo más discusiones de lo habitual? La decisión de armonizar tu hogar es imprescindible para lograr ese equilibrio deseado. Logrando sentirte en paz contigo, será más fácil cumplir con ese antiguo dicho: "como es adentro, es afuera".

Materiales:

-Velas: 
1 rosada
1 blanca
1 celeste
-Inciensos:
1 mirra
2 florales (rosa, lavanda, violeta o jazmín)
-Un recipiente con un poco de canela en polvo y azúcar (blanca o morena)
-Un papel cortado con forma de corazón
-Lápices de colores para pintar
-Un plato ardiente donde quepan todos tus ingredientes cómodamente


Cómo hacerlo:

Toma una vela de color celeste, una de color blanco y otra de color rosado.

Dibuja un corazón en papel o cartulina. Pinta en su interior con los colores que te den paz, dibuja si lo deseas, traza su borde, sé bien creativo y cuando hagas esto, recuerda los momentos felices y más saludables en la paz de tu familia.

Recórtalo en sus bordes para que quede solamente la figura.
Toma un incienso de mirra o sándalo y colócalo junto a la vela blanca. Uno de rosa, lavanda, violeta o jazmín junto a la vela rosada y otro floral junto a la vela celeste.

Coloca las velas como formando un triángulo y entre ellas, el corazón. Toma una pizca de canela en polvo mezclada con azúcar y espolvorea sobre la figura de corazón.

Enciende las velas celeste y rosada y di: "el equilibrio reina en mi hogar". Con esas llamas enciende los inciensos que le corresponde a casa una y di: "Este aroma aumenta el amor y la bondad".

Ahora, enciende la vela blanca y di: "Todo mi hogar se sustenta en la paz perfecta". Con su llama, enciende el incienso que le corresponde y di: "La armonía y la paz inundan mi hogar".

Coloca todos los restos del hechizo en un papel y haz con ellos un paquete. Guárdalo en el cajón de tu ropa. Una vez calmado el lugar, puedes enterrarlo en una maceta o el jardín, a modo de "semilla de amor y paz" para tu casa.

lunes, 4 de abril de 2016

Luna Negra, para el cambio

A las noches posteriores al cuarto menguante, cuando la Luna deja de verse totalmente, se las denominan de varias formas. Una de ellas es: LUNA NEGRA.

Puedes encontrar cuando se producirá el evento de noche sin luna en los calendarios lunares en internet o aplicaciones muy sencillas para tu celular. Yo utilizo una en el móvil: Fases de la Luna. Muy completa y gratuita!

Cuáles son las energías de la Luna Negra?

Se suele hacer una analogía entre la Luna y sus energías y el vientre de la mujer, como así también con los ciclos femeninos.

La Luna Negra, la Matriz del Universo, nos permite transmutar todo lo que allí entre... es la fuente de toda la vida que se dará en Luna Llena.

Es decir, en Luna Negra cambias lo malo por lo bueno que empezará a crecer con la Luna, concretándose o llegando a su clímax junto con el total esplendor de la Luna Llena.


Qué dar? Qué pedir? 

El Universo, su gran fuerza y energía creadora y destructora, sabe exactamente qué es "malo" en tu vida y por qué otra cosa reemplazarlo. No siempre debes pedir cosas concretas y cuando lo haces, que sean cosas que puedan concretarse, siempre es más conveniente que hagas aquello que creer que podrás cumplir.

Otro punto importante es no centrarte en el sentimiento negativo o aquello que vas a entregar como algo permanente en tu vida, sino como algo que definitivamente ya no pertenece a tu vida aquí y ahora. Es decir, algo que de corazón soltaste al momento de desear soltarlo.

De dónde viene la magia?

La verdadera magia siempre, siempre, siempre, está dentro de ti. Trata de no olvidarlo!

Elementos necesarios:
- 1 vela violeta
- Hojas de Laurel con cabo (cantidad necesaria, el cabo es para sujetarlas)
- Aceite esencial de lavanda
- Recipiente ardiente (donde quemarás el laurel)
- Básicos: cerillos, plato para la vela, espacio tranquilo y sin viento...



TRANSMUTACIÓN

En calma, respiras hondo y te relajas. Aléjate por un rato de tus preocupaciones y situaciones cotidianas.
Ahora, toma la vela y vístela con el aceite (pon en tus dedos unas gotas del aceite esencial de lavanda y unge la vela desde el medio hacia arriba y desde el medio hacia abajo, girándola). Mientras haces esto, siente que la limpias o dícelo! Ella ahora será un instrumento de comunicación y transmutación, al igual que su fuego, una vez encendida.
Fíjala a un plato. Enciéndela y di:

"Este es el fuego de la transmutación. Consume las situaciones internas y externas que me alejan del amor y la paz interior"

Toma de a una las hojas de laurel y acércala a la llama de la vela. Mientras crepita al quemarse, visualiza como la oscuridad se convierte en luz. Es decir, no te centres en tus problemas o circunstancias negativas. Realiza esto sobre el recipiente ardiente y deja allí los restos.

Cuando sientas que ya quemaste suficientes hojas (pero quémalas bien, completas, hasta llegar al cabo) toma una más. Escribe tu nombre en ella. Coloca la hoja entre tus manos mientras sientes cómo la energía ha subido, te has aliviado. Cárgala con todo lo positivo que sientes y di:

"Lo bueno está en esta hoja y crece en mí. Así es!"

Guarda esta hoja en tu almohada hasta la Luna Llena y cada vez que la recuerdes, repite la frase. También puedes atar un hilo a su cabo y colcarla de la cabecera de tu cama, encima de tu cabeza, para tenerla aún más presente. 


Acepta sus bendiciones, 
que son las que tú has creado para tí!

Deja que la vela se consuma. Al día siguiente, guarda todo bajo la tierra del patio o alguna maceta. Recuerda que la Tierra también es un Elemento de Transmutación!