miércoles, 3 de agosto de 2016

Hechizo de Luna Nueva

Hoy empieza la luna nueva. Es un momento para dejar atrás y sembrar... Siempre es oportuno si deseas hacerlo, que hagas un trabajo energético de sanación, y de eso se trata el breve y simple hechizo que te paso hoy.
Puedes hacerlo en la noche de Luna Negra o Luna Nueva. Si te pasaste de esa Luna, pues realízalo al atardecer, cuando muere el sol y nace la noche o al amanecer, cuando es a la inversa. Lo importante es que se haga cuando una energía muere y otra nace, pues ese es el mensaje que hará posible la magia, tu inconsciente lo entenderá perfectamente!

Para ello necesitarás:
Papel, lápiz, una vela blanca o negra de cualquier tamaño (mejor pequeña o mediana). Maceta con tierra o un lugarcito en el patio. Puñado pequeño de porotos, alpiste o cualquier plantita de crecimiento rápido (amo usar perejil).

Procedimiento:
Enciende la vela. Mejor si haces esto en un horario en el cual no serás molestado.
Escribe en el papel todo aquello que deseas soltar (personas, situaciones, sentimientos, emociones, condiciones, etc.).  Recuerda que escribir el nombre de una persona NO LA VA A MATAR, sino que hará que deje de estar en tu vida, le restará tu atención. Lo mismo sucederá con las situaciones, emociones o condiciones.
Toma este papel con tus manos y coloca la mano derecha sobre lo escrito (si eres diestro, izquierda si eres zurdo). Siente como todo eso queda allí, marchito y moribundo, sale de ti para pasar al papel. Alíviate, ya no está en ti. Ha muerto. Ahora entiérralo en la maceta o el patio.
Haz un pozo pequeño y coloca el papel doblado a la mitad o en 4. Echa algo de tierra encima, llora lo que haga falta por aquello que estás dejando ir, que nunca te perteneció porque nada es nuestro (literalmente nuestro).
Toma el puñado de semillitas y colócalo allí sabiendo que nada se pierde sino que como energía solo puede transformarse. Pon tierra encima y riega ese espacio. 

Con tus palabras, di algo parecido a esto:

Lo que no deseo en mi vida ha muerto.
Se ha ido para volver a nacer en hermosas experiencias nuevas llenas de amor.
Todo lo malo se va, todo lo bueno se queda, sólo el amor puede entrar.
Feliz partida para un feliz reencuentro.
Gracias, porque así es!

Una vez que crezcan las plantitas, déjalas vivir su vida, ellas ya no forman parte de tu vida y sirven para seguir ejercitando el desapego...