jueves, 20 de abril de 2017

Hechizo para liberar ataduras

La forma de vivir y sentir la magia es algo personal, porque el camino mágico y la senda espiritual son unipersonales. Podemos explicar nuestro tránsito, pero no compartirlo. La experiencia es intransferible.
Quizás por eso hay tantos hechizos, conjuros y formas de trabajo. 

Suelo confiarles en estos artículos que a mí me gusta lo simple. Cuanto más simple, para
mí es más efectivo porque de lo contrario siento que me distraigo. Entonces, la forma de realizar la magia es personal, esa alquimia que buscamos para crecer como personas, como espíritus libres, como seres... es verdaderamente algo personal. En cuanto a ello, de verdad en mí este proceso se da principalmente a través de dos Elementos: uno es el AIRE manifestado en la palabra y el otro es el FUEGO encendido en la llama de una vela.

En general, encender una vela y lanzar un conjuro me alivia, me ayuda, me sana... escribirlos me sale desde lo hondo y me libera enormemente cuando lo hago. Al dar forma a esas palabras que pujan por salir es como si hiciera el acto mágico (lo veo ante mi aunque sin verlo) y lo siento hecho.

Y ni hablar del bienestar que se potencia al hacerlo!


Ahora, aprovechemos las energías del Cuarto Menguante de la Luna, para "liberar" nuestro camino de obstáculos. Te recomiendo que hagas este hechizo durante 3 o 5 días terminando antes de la Luna Negra. 

Toma una vela (violeta, marrón, negra o blanca), pégala a un plato y enciéndela. A continuación, recita estas palabras:

En este minuto y en esta hora, el sagrado fuego transmuta y devora toda energía negativa, toda atadura u obstáculo, energético o real, creado por mí o terceras personas.
Ya soy libre.
Aquí y ahora soy libre.
Yo soy libre, porque es mi deseo y mi voluntad.


Gracias porque así es!

domingo, 9 de abril de 2017

Hechizo para aumentar la fuerza interior


Muchas veces nos sentimos con la energía en baja. Nos encontramos ante circunstancias
que parecen complicarnos todo y se disuelve ante nuestra vista la esperanza, el movimiento certero. Cuando eso sucede, sentimos el estancamiento que tanto pesa y, como en un gran lodazal, cualquier movimiento parece embarrarnos más.

Es necesario sumar luz a nuestra actitud, darle más fuerza. Para ello, podemos valernos de la energía del cuarto creciente y culminar en Luna Llena. Entonces, será necesario reservar un ratito de tiempo esos 3 días y entregar para recibir.

Procedimiento:

- Elige una vela del color que te parezca bueno para ti hoy o para la situación/situaciones que atraviesas. 
- Vas a tomarte unos segundos para respirar y relajarte de pensamientos. Diles que te den un ratito, que en breve los vas a atender y vuelves a centrarte en tu respiración. 
- Enciende la vela y coloca las manos cerca de ellas como para bendecir (así tendrás un circuito: tu mano izquierda absorberá la energía y la derecha le dará la negatividad que actualmente posees para que el fuego haga su trabajo de transmutación). 


A continuación, con firmeza, dices 3 veces: 

Delante de mí una vela
Delante de mí una llama
Que enciende en mí la fuerza
Y del peso me aliviana

Luego de repetir 3 veces seguidas tomar una pausa. Repetir 3 veces más y tomar otra pausa. Repetir 3 veces más y decir: GRACIAS PORQUE ASÍ ES.

Repetir la noche siguiente y finalizar repitiendo el proceso la noche de Luna Llena. Si deseas repetirlo, toma nota del hechizo y vuelve a hacerlo por otras dos Lunas: De este modo cerrarás un circuito de 3 veces 3, por 3 veces.


(*) Este hechizo es propiedad intelectual de Susana Sciscioli. Puedes compartir este enlace libremente y realizar tu práctica espiritual con él. Si compartes el contenido por favor cita la fuente.

Eldannar Susana Sciscioli en Facebook