domingo, 20 de marzo de 2016

Ritual del Equilibrio (Equinoccio)

(*) NOTA IMPORTANTE: Este post se ha escrito en el equinoccio de otoño para el Hemisferio Sur. Su contenido puede ser muy útil no sólo en los equinoccios, también en momentos en los que se precisa EQUILIBRIO.

La palabra "Equinoccio" hace referencia a los dos momentos en el año en que el día y la noche tienen igual duración.

Cuando en el hemisferio sur se inicia el otoño, en el norte se da comienzo a la primavera y viceversa.

Este día de tránsito, de equilibrio, de igualdad entre energías opuestas, es ideal como analogía mágica para trabajar también la propia energía buscando, justamente, equilibrar aspectos que reconocemos lejos de ese estado.


Elementos necesarios

Un plato
Fósforos
Una vela blanca
Una vela negra (o del color relacionado al aspecto que desees trabajar)
Sal (fina o gorda es igual) en representación de la Tierra
Un recipiente pequeño con Agua y una cucharita pequeña
Aceite de oliva o aceite esencial purificador (incienso, mirra, romero, etc)
Un sobre de papel (carta, madera, hecho con diario, da igual)


Cómo equilibrarnos?

1) Simple. Luego de despejar la mente de pensamientos cerrando los ojos y centrándonos en la respiración, tomaremos dos velas: una vela blanca y una vela negra. Las colocaremos juntas, es decir una al lado de la otra, sobre un plato luego de ungirlas con aceite de oliva o algún aceite esencial purificador. 

2) Alrededor del plato, trazas un círculo con la sal. Sobre ella, con la ayuda de una cucharita, irás echando de a poco unas gotas de agua, humedeciéndola. Entonces, dirás:
"El agua y la tierra se necesitan para que la planta crezca"

3) Encenderás ahora la vela blanca, diciendo:
"El día me da energía de sobra con su luz perfecta"

4) Luego, enciendes la vela negra, diciendo:
"La noche apacigua las actitudes que me alejan del bienestar perfecto para mí"

5) Ahora, elevas el brazo izquierdo (mano receptora) con la palma hacia arriba y bajas el brazo derecho con la palma hacia abajo (mano hábil). Recuerda que para las personas zurdas es al revés. Y dices:
"Como es arriba, es abajo. Como es afuera, es adentro. El equilibrio reina aquí y ahora, en mi vida, alrededor de mí, desde mi corazón hacia el mundo"

6)  Mientras recitas esto tantas veces como desees, visualiza una luz de energía en tu chakra del corazón, siente su tibieza y energía vivificadora. Permite que esta luz se expanda disolviéndose en el eter.

7) Finaliza el hechizo diciendo: "Así está hecho, en armonía con lo Creado"

8) Deja que se consuman las velas. Los restos, colócalos en el sobre de papel y ciérralo. Ve a un bosque, parque o tu propio jardín y deposítalo a los pies de algún gran árbol, agradeciendo al Universo el equilibrio en tu vida.