lunes, 4 de abril de 2016

Luna Negra, para el cambio

A las noches posteriores al cuarto menguante, cuando la Luna deja de verse totalmente, se las denominan de varias formas. Una de ellas es: LUNA NEGRA.

Puedes encontrar cuando se producirá el evento de noche sin luna en los calendarios lunares en internet o aplicaciones muy sencillas para tu celular. Yo utilizo una en el móvil: Fases de la Luna. Muy completa y gratuita!

Cuáles son las energías de la Luna Negra?

Se suele hacer una analogía entre la Luna y sus energías y el vientre de la mujer, como así también con los ciclos femeninos.

La Luna Negra, la Matriz del Universo, nos permite transmutar todo lo que allí entre... es la fuente de toda la vida que se dará en Luna Llena.

Es decir, en Luna Negra cambias lo malo por lo bueno que empezará a crecer con la Luna, concretándose o llegando a su clímax junto con el total esplendor de la Luna Llena.


Qué dar? Qué pedir? 

El Universo, su gran fuerza y energía creadora y destructora, sabe exactamente qué es "malo" en tu vida y por qué otra cosa reemplazarlo. No siempre debes pedir cosas concretas y cuando lo haces, que sean cosas que puedan concretarse, siempre es más conveniente que hagas aquello que creer que podrás cumplir.

Otro punto importante es no centrarte en el sentimiento negativo o aquello que vas a entregar como algo permanente en tu vida, sino como algo que definitivamente ya no pertenece a tu vida aquí y ahora. Es decir, algo que de corazón soltaste al momento de desear soltarlo.

De dónde viene la magia?

La verdadera magia siempre, siempre, siempre, está dentro de ti. Trata de no olvidarlo!

Elementos necesarios:
- 1 vela violeta
- Hojas de Laurel con cabo (cantidad necesaria, el cabo es para sujetarlas)
- Aceite esencial de lavanda
- Recipiente ardiente (donde quemarás el laurel)
- Básicos: cerillos, plato para la vela, espacio tranquilo y sin viento...



TRANSMUTACIÓN

En calma, respiras hondo y te relajas. Aléjate por un rato de tus preocupaciones y situaciones cotidianas.
Ahora, toma la vela y vístela con el aceite (pon en tus dedos unas gotas del aceite esencial de lavanda y unge la vela desde el medio hacia arriba y desde el medio hacia abajo, girándola). Mientras haces esto, siente que la limpias o dícelo! Ella ahora será un instrumento de comunicación y transmutación, al igual que su fuego, una vez encendida.
Fíjala a un plato. Enciéndela y di:

"Este es el fuego de la transmutación. Consume las situaciones internas y externas que me alejan del amor y la paz interior"

Toma de a una las hojas de laurel y acércala a la llama de la vela. Mientras crepita al quemarse, visualiza como la oscuridad se convierte en luz. Es decir, no te centres en tus problemas o circunstancias negativas. Realiza esto sobre el recipiente ardiente y deja allí los restos.

Cuando sientas que ya quemaste suficientes hojas (pero quémalas bien, completas, hasta llegar al cabo) toma una más. Escribe tu nombre en ella. Coloca la hoja entre tus manos mientras sientes cómo la energía ha subido, te has aliviado. Cárgala con todo lo positivo que sientes y di:

"Lo bueno está en esta hoja y crece en mí. Así es!"

Guarda esta hoja en tu almohada hasta la Luna Llena y cada vez que la recuerdes, repite la frase. También puedes atar un hilo a su cabo y colcarla de la cabecera de tu cama, encima de tu cabeza, para tenerla aún más presente. 


Acepta sus bendiciones, 
que son las que tú has creado para tí!

Deja que la vela se consuma. Al día siguiente, guarda todo bajo la tierra del patio o alguna maceta. Recuerda que la Tierra también es un Elemento de Transmutación!