sábado, 13 de agosto de 2016

Perfume de Jazmín o Azahar

En el Hemisferio Sur estamos cerca de entrar en Primavera. Los azahares están empezando a florecer y se acerca la época de jazmines. Aromas frescos que se acercan para elevar lo sutil a los más alto.

Hoy traigo una receta que sirve tanto para azahares como jazmines. Es simple y puede utilizarse sobre la piel sin problemas! Puedes probar con otras flores bien aromáticas si tienes acceso a ellas.

Una de las cualidades más marcadas del jazmín es su capacidad contra la depresión, sobre la que actúa de manera sutil y profunda, energizando a la vez que relajando. Por suparte, el azahar, tiene una acción muy suave como calmante, refrescante y equilibrante. Si vas a utilizar azahar en esta preparación, debes recolectarlo bien temprano en la mañana.

Por supuesto, todos estos aromas que nos despiertan interiormente, tienen efectos afrodisíacos y el jazmín es famoso por ello!

Ingredientes y preparación:
  • Coloca 100ml de vodka de buena calidad en un recipiente de vidrio. Previamente debes esterilizarlo. Si es de boca ancha te será más cómodo para su uso.
  • Pide permiso a la planta de la cual tomarás las flores y agradece. Necesitarás cantidad suficiente para llenar la botella hasta la medida del vodka. No lastimes las flores al cortarlas, ten mucho cuidado en ello.
  • Deja reposar durante 3 días en lugar oscuro y fresco para colar después. 
  • Vuelve a repetir el proceso dos o tres veces más. Esto significa que la planta de la cual te proveas de las flores debe estar cubierta de flores al momento de prepararte para hacer el perfume.
  • Agrega ahora 10ml de aceite esencial natural de jazmín y deja que repose 3 semanas. Agita el contenido suavemente a diario.
  • Pasado ese tiempo, envásalo en otro frasco de vidrio, si deseas con atomizador, para dosificarlo mejor.
  • Obs.: El perfume puede tornarse color ámbar, es producto de la maceración de las flores.

viernes, 5 de agosto de 2016

Quieres ser bruja o brujo?

La expresión "yo quiero ser" en general la utilizamos para evidenciar aquello en lo cual
deseamos "convertirnos". Algo que no sabemos y queremos ser, es decir, algo que no somos.
El deseo de convertirse en alguien especial tiene que ver con el deseo de dejar de ser una persona "común", profana, digamos, y pasar a ser alguien "especial", un ser sagrado, con poderes sobrenaturales o capacidades especiales, algo parecido a un "súper héroe" del comic, pero lleno de mística y espiritualidad.
Muchas veces he leído eso de "querer ser"... Pero uno puede aprender un oficio, una profesión, no algo que se lleva adentro. Esos tesoros escondidos más bien, como dones que son, se potencian una vez que se descubren o se intuyen en el interior. En verdad todos tenemos uno o muchos dones y tememos asumir la responsabilidad que conlleva descubrirlos, usarlos, potenciarlos y sanar con ellos (a nosotros, a los demás).
Quien más, quien menos, sabe cómo es aquello que tiene dentro y la brujería es eso, ni más ni menos.
La brujería es el arduo y permanente trabajo de conocernos a nosotros mismos para obrar el cambio, porque es reconocer nuestro poder y responsabilidad. Es comunicarnos con y a través de los Elementos de la Naturaleza y sus símbolos sagrados para potenciar eso que sabemos que puede mejorar! La brujería es, entonces, un camino espiritual como tantos otros.
No hay un "Colegio Howarts", al menos no como tal... Aunque si, hay muchísimo por estudiar, aprehender y aprender. Ciertamente, con una vida no creo que sea suficiente.
La brujería no es "atar a alguien", hacer un hechizo para ganar un auto o la lotería, matar o herir a quien nos hizo doler. NO. La brujería es el arte de obrar y sanar y como tal, lleva mucha "obra", muchísimo trabajo! Por eso, cuando hacemos un hechizo, trabajamos... y el
trabajo principal va de afuera para cambiar adentro y eso es lo que se ve afuera después. La magia es un espejo del alma y por eso buscamos mejorarnos a nosotros mismos, para que aquello que salga de nosotros y se traduzca en pensamientos, palabras, actos, sea la versión mejorada de nuestro ser.

Entonces, quizá se pueda reformular la frase... en verdad quieres ser bruja o te percibes ya como una?

miércoles, 3 de agosto de 2016

Hechizo de Luna Nueva

Hoy empieza la luna nueva. Es un momento para dejar atrás y sembrar... Siempre es oportuno si deseas hacerlo, que hagas un trabajo energético de sanación, y de eso se trata el breve y simple hechizo que te paso hoy.
Puedes hacerlo en la noche de Luna Negra o Luna Nueva. Si te pasaste de esa Luna, pues realízalo al atardecer, cuando muere el sol y nace la noche o al amanecer, cuando es a la inversa. Lo importante es que se haga cuando una energía muere y otra nace, pues ese es el mensaje que hará posible la magia, tu inconsciente lo entenderá perfectamente!

Para ello necesitarás:
Papel, lápiz, una vela blanca o negra de cualquier tamaño (mejor pequeña o mediana). Maceta con tierra o un lugarcito en el patio. Puñado pequeño de porotos, alpiste o cualquier plantita de crecimiento rápido (amo usar perejil).

Procedimiento:
Enciende la vela. Mejor si haces esto en un horario en el cual no serás molestado.
Escribe en el papel todo aquello que deseas soltar (personas, situaciones, sentimientos, emociones, condiciones, etc.).  Recuerda que escribir el nombre de una persona NO LA VA A MATAR, sino que hará que deje de estar en tu vida, le restará tu atención. Lo mismo sucederá con las situaciones, emociones o condiciones.
Toma este papel con tus manos y coloca la mano derecha sobre lo escrito (si eres diestro, izquierda si eres zurdo). Siente como todo eso queda allí, marchito y moribundo, sale de ti para pasar al papel. Alíviate, ya no está en ti. Ha muerto. Ahora entiérralo en la maceta o el patio.
Haz un pozo pequeño y coloca el papel doblado a la mitad o en 4. Echa algo de tierra encima, llora lo que haga falta por aquello que estás dejando ir, que nunca te perteneció porque nada es nuestro (literalmente nuestro).
Toma el puñado de semillitas y colócalo allí sabiendo que nada se pierde sino que como energía solo puede transformarse. Pon tierra encima y riega ese espacio. 

Con tus palabras, di algo parecido a esto:

Lo que no deseo en mi vida ha muerto.
Se ha ido para volver a nacer en hermosas experiencias nuevas llenas de amor.
Todo lo malo se va, todo lo bueno se queda, sólo el amor puede entrar.
Feliz partida para un feliz reencuentro.
Gracias, porque así es!

Una vez que crezcan las plantitas, déjalas vivir su vida, ellas ya no forman parte de tu vida y sirven para seguir ejercitando el desapego...