miércoles, 4 de mayo de 2016

Conjuro durante los vientos de otoño o primavera

Todavía sientes que hay algo que te duele? aún está esa persona que te duele en lo hondo o esa situación en la que sentiste que te han defraudado profundamente?

Quizá, si sigues el blog, puedes apreciar que hay muchos posteos aquí que apuntan a soltar. Entonces, podría aparecer la pregunta: Si quien escribe es una "bruja", por qué tanta oración para soltar y dejar ir?

Bueno, permíteme decirte que una de las cosas que más nos detiene en el crecimiento es aquello que nos traba. Los obstáculos y situaciones difíciles suelen llevarse mucha de nuestra energía diaria y hacen que nos cueste más estar en tiempo presente y disfrutar.


El mayor sentido de la brujería, al menos como me la han enseñado y como la sigo aprendiendo, radica justamente en obrar y sanar. Eso es exactamente lo que las brujas hacemos. No vamos contra la voluntad de nadie, preferimos confiar en la gente, deseamos un mundo mejor e intentamos en nuestras acciones cotidianas armonizar con las energías vivas y vivificantes de la naturaleza. Los ciclos que no se detienen, tienen demasiado para enseñarnos cuando estamos con la disposición de "ver" y "sentir", cuando los ojos del alma están abiertos a armonizar con esos ritmos que son tan nuestros como el aire que respiramos.

Entonces, aprovechar alguno de los Elementos de la Naturaleza para hacernos bien, es más que propicio!

El viento:

Tanto la primavera como el otoño se caracterizan por tener brisa y viento absolutamente diferentes a la bravura que se traen en invierno o verano. Si te fijas, esos opuestos (otoño/primavera y verano/invierno) no son tan diferentes... simplemente, son opuestos... pero no voy a discurrir en esa rueda perfecta, sucesiva y eterna, pero siempre distinta que nos presentan estación tras estación. Hoy no lo haré, me lo guardo para otro artículo.

Volviendo a los vientos, ellos son mensajeros, ellos transportan y se llevan. Sobre todo los vientos suaves o brisas, pues parecen acariciarnos y prestarse para llevar aquello que deseemos entregar.

Entonces, conjura los vientos durante el otoño o la primavera para que un ciclo que ya terminó se cierre y el que le sucede se abra. No es para nada complicado!

Te paso un conjuro breve... no dudes en hacer el tuyo!

Cómo hacer?


  • Ponte de espaldas al viento (que éste te sople desde atrás).
  • Mira atentamente hacia adelante, mejor si esto lo haces al aire libre. Pero con un balcón o terraza, será más que suficiente. 
  • Cualquier momento del día o la noche es propicio.
  • Cierra tus ojos y RESPIRA de forma calma y pausada, aquieta tu mente.
  • Percibe las situaciones, personas, situaciones, etc. que debas soltar.
  • Inhala lento y profundo por la nariz, exhala lento y soltando todo el aire sin forzar, por la boca. Cuando hagas esto, que no sea con ira, sino con amor.
  • Recita el conjuro tres veces (a mí me gusta hacerlo con los ojos abiertos).
  • Siente como todo se ha ido con el viento!



Conjuro:


El pasado se va. 
Vivo un eterno presente.

Todo lo malo se va, 
todo lo bueno se queda.

Sólo el amor 
puede entrar!

Gracias porque así es!